martes, 25 de noviembre de 2014

"... Venezuela ha abogado por recortar la producción...."

Productores están preocupados por la baja




Los precios del petróleo cayeron con fuerza este martes, a dos días de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) el jueves en Viena.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero cayó a 78,33 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, en baja de 1,35 dólares con relación al cierre del lunes.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) para la misma entrega perdía 1,69dólares, a 74,09 dólares.

Este es el nivel más bajo registrado por el WTI en los últimos cuatro años.

"El mercado reacciona a los comentarios sobre la reunión entre Arabia Saudita, Rusia, Venezuela y México, en la que no se pusieron de acuerdo sobre una reducción combinada de la oferta de petróleo", explicó Abhishek Desphande, analista de Natixis.

Los responsables de Arabia Saudita y de Venezuela, dos miembros influyentes de la Opep, se reunieron el martes en Viena con representantes de Rusia y México, no miembros de la organización, justo antes de una importante reunión del cartel el jueves.

Ese día, los ministros de los 12 Estados de la Opep deben discutir el límite colectivo de producción, fijado desde hace tres años en 30 millones de barriles diarios, es decir, un tercio del crudo extraído diariamente en el mundo.

Venezuela ha abogado por recortar la producción para frenar la caída de los precios del barril de oro negro, si bien Arabia Saudita, el mayor productor en el seno de la organización, parece más favorable a mantener la producción actual.


"Aprender a lo largo de la vida"


Filosofía de vida: de todo y de todos  se aprende….lo más simple y hasta trivial es lo fundamental….fortalecer lo espiritual…..se debe creer para aprender….para enseñar y procurar la formación integral de nuestros alumnos  el proceso de aprendizaje del docente debe ser continuo….todos debemos tener un “Sandy" que nos enseñe el verdadero sentimiento de la amistad y solidaridad.


Tecnologías de la Información y Comunicación potenciando el Análisis Retrospectivo-Prospectivo...


Guerra Mundial Petrolera¡¡¡¡

La reunión de la Opep marca la agenda esta semana

Algunos gerentes de fondos de materias primas consideran que los precios del petróleo podrían caer a 60 dólares por barril si la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) no acuerda un recorte significativo de la producción cuando se reúna esta semana en Viena.

El crudo Brent en Londres ha perdido un 33% desde junio para tocar el 14 de noviembre un mínimo de cuatro años de 76,76 dólares el barril, y podría caer aún más si la Opep no acuerda recortar al menos un millón de barriles de crudo por día (bpd), según pronósticos de algunos gerentes de fondos de materias primas.

"El mercado podría cuestionar la credibilidad de la Opep y su influencia en los mercados mundiales de petróleo si no hay un recorte," dijo Daniel Bathe, de Lupus Alpha Commodity Invest Fund.

Eso podría hacer que el crudo Brent retroceda a 60 dólares, dijo Bathe.

"El comportamiento uniforme y un cambio a posiciones especulativas negativas netas debería acelerar la caída de los precios", agregó.

Aún así, gerentes de fondos y analistas en corredurías están divididos sobre si la Opep llegará a un acuerdo para reducir la producción. Bathe puso la probabilidad en no más de un 50%.

El precio del petróleo ha estado cayendo desde el verano boreal debido a la abundante oferta -en parte por el suministro de crudo de esquisto procedente de Estados Unidos- y el bajo crecimiento de la demanda, especialmente en Europa y Asia.

Por esto, algunos inversores creen que un pequeño recorte -de alrededor de 500.000 barriles por día- no sería suficiente para calmar a los mercados.

Doug King, presidente financiero de RCMA Capital, cree que el crudo Brent caerá a 70 dólares el barril, incluso con un recorte de 1 millón de bpd.

"Con esto, esperaría precios más bajos en la primera mitad del 2015", dijo.

Si la Opep no logra acordar un recorte, los precios bajarán "mucho y con bastante rapidez" y el petróleo en Estados Unidos  posiblemente retrocederá a 60 dólares, sostuvo. El crudo en Estados Unidos cerró el viernes en 76,51 dólares el barril, y el Brent finalizó por encima de 80 dólares el barril.

"Guerra de petróleo"
Con los miembros de la Opep luchando por equilibrar sus presupuestos, muchos países del grupo presionarán por un recorte de producción durante el encuentro del 27 de noviembre en Viena.

"Los precios por debajo de los 80 dólares están ejerciendo una presión significativa en miembros más débiles como Venezuela", dijo Nicolas Robin, gerente de fondos de materias primas de Threadneedle.

Robin dijo que un recorte mayor, de un millón de bpd o más, era un "escenario atípico", aunque dijo que la medida podría rápidamente impulsar los precios por encima de los 85 dólares.

Por su parte, Doug Hepworth de Gresham Investment Management dijo que era necesario un recorte mayor para apuntalar los precios.

El mercado ha estado inundado de teorías conspirativas sobre por qué Arabia Saudita no ha intervenido todavía. Thomas Friedman, columnista del diario New York Times, dio a entender que "una guerra mundial del petróleo estaba enfrentando a Estados Unidos y Arabia Saudita por un lado, y a Rusia e Irán por otro".

Hepworth argumentó que Arabia Saudita parecía bastante contenta con los actuales niveles de precios y sugirió que estaban a la espera de ver dónde estaba el punto en que se podría reducir la producción estadounidense. 





"....ofensiva contra una nación con la mayor reserva petrolera del mundo..."




Autor: José Vicente Rangel: 

1.- Para quienes dudan de la existencia de una conjura contra Venezuela --tramada a lo interno por factores de oposición, y alentada en el exterior por poderes con amplios recursos económicos y mediáticos--, si actúan de buena fe seguramente se habrán dado cuenta de que lo que ocurre no es cuento. La ofensiva, lo vengo diciendo, es en apariencia, contra el gobierno de Maduro, pero en el fondo es contra Venezuela. Contra sus instituciones. Contra el derecho soberano de los venezolanos para trazarse su propio destino. Se trata, ya no hay duda, de una ofensiva contra una nación con la mayor reserva petrolera del mundo y una de las más importantes de gas. Que tiene una ubicación geopolítica excepcional y un pueblo pacífico, democrático, que asumió una política de cambio social que se proyecta, para aquellos que participan de la aventura contra el país, como mal ejemplo para la región. El propósito es cada vez más claro: ponerle la mano a Venezuela. Desmontarla institucionalmente. Acabar con el Estado venezolano como lo han hecho en otras naciones. Como lo hicieron, para citar un caso, con Libia. Libianizarnos para que desaparezca lo que existe. Para que nos matemos y se imponga el caos que serviría de excusa a una intervención extranjera.

2.- Hay pruebas de sobra sobre la intención de está feroz campaña contra Venezuela y el gobierno de Maduro. Antes no se dio un concierto similar. Nunca hubo tanto dinero de por medio para apuntalar el plan. Nunca hubo una oposición tan desnacionalizada como la actual. Ni tanto traidor agazapado o al descubierto. Tanto “quisling”; tantos personajes dispuestos a colaborar con el agresor, como ocurrió durante la Segunda guerra mundial con los que se plegaron al invasor nazi en Francia y otras naciones. Sin ir muy lejos, en la crisis del 2002, cuando estaba en marcha el golpe del 11-A, alguien en un rapto de sinceridad declaró que prefería en Miraflores a un jefe militar extranjero que a Chávez.

3.- La comprobación de lo que está en marcha la acabamos de tener en un escenario de excepción: la reunión de la Comisión contra la Tortura de Naciones Unidas que se realizó en Ginebra los días 6 y 7 de este mes. El evento, donde se pretendió colocar a Venezuela en el banquillo, lo promovieron algunas inefables ONG y grupos de oposición, y contó con el apoyo delirante de medios de comunicación nacional e internacionales. El montaje contó con los integrantes del organismo, que más parecía un tribunal de la Inquisición que un ente interesado en conocer la verdad. La colusión que se dio en el evento, la descarada combinación entre la Comisión y los acusadores, no deja dudas de que se trató de un espectáculo para instruir un expediente basado en acusaciones sin pruebas, para presentar al Estado venezolano como violador de los derechos humanos. Es decir, el marco ideal para atribuirle a Venezuela la condición de Estado forajido.

4.- Lo de Ginebra fue una auténtica encerrona. El Comité contra la Tortura actuó como un instrumento más de la conjura contra Venezuela, que emplea vastos recursos, desde lo mediático, lo económico, lo político, hasta lo militar. A Venezuela se la convocó a esa instancia para lograr el efecto de demostración de que es un país gobernado por una tiranía capaz de cualquier atropello. Lo que se pretendió confirmar en la reunión estaba decidido de antemano. Es así como se presentó el caso de “tres mil torturados”, sin prueba alguna, sin un sólo testimonio confiable, sin siquiera un informe médico que avalara algún caso en particular. Bastaba con la sola mención de la cantidad, ya que el objetivo era la presentación mediática para convertirla en prueba plena. Se acusó al país --como lo relata el jefe de Delegación, Rangel Avalos--, de “reprimir brutalmente manifestaciones pacíficas”. ¿Manifestaciones pacíficas las guarimbas que ocasionaron muerte, destrucción de instalaciones públicas, de universidades y traumatizaron a la comunidad? Definitivamente lo de Ginebra fue un paso más en la escalada global contra el país. Otra vuelta al torniquete con el que se pretende asfixiarlo. Otra prueba del cerco tendido que se estrecha día a día. Razón por la cual los venezolanos debemos estar conscientes de lo que se trata y alertas ante cualquier emergencia.




Referencia del Sueldo de un Profesor Universitario. (Venezuela)














Fuente: Profesor Marcelo Marzullo (24-11-2.014) https://twitter.com/cmarzullos

Recomendado y facilitado por: Profesor Javier Gonzalez  
 ·