sábado, 30 de julio de 2016

¡Miles de venezolanos se desplazaban a Cúcuta a comprar¡

En la Venezuela contemporánea correspondiente al periodo 1958-1988, los ingresos por concepto de venta de petróleo alcanzaron el monto aproximado de 400.000 millones de dólares USA (USD): equivalentes a 21.325 USD para cada  venezolano (con una población de 18.757.390 habitantes para el año 88). Sin embargo, producto de la inefectiva y equivocada gestión gubernamental, sustentada en complicidades y por un negligente   silencio institucional, los problemas de orden estructural se manifestaron en  persistentes y recurrentes  desequilibrios macroeconómicos: alta inflación, controles de precios, escasez y desabastecimiento, tasa de interés negativa, sobrevaluación, déficit fiscal y en la balanza de pagos, nivel crítico de las reservas internacionales, incremento de la deuda interna y externa (país con alto riesgo de morosidad y quiebra), etc.
Necesario acotar que del quinquenio gubernamental venezolano 1979-1984 al siguiente 1984-1989, se desprendió una caída significativa en los ingresos petroleros: de un monto aproximado de 89 mil millones USD  a 47 mil millones USD. Este déficit en el flujo del fisco nacional de 42 mil millones USD obligó al Gobierno (iniciaba su periodo en el año 1989) a solicitar ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional (FMI). El préstamo fue cedido al país, de forma que pudiera contrarrestar los efectos nocivos de la crisis multidimensional que hacía estragos en las propias raíces sociales. Un poco más de los 20 mil millones USD le fueron aprobados bajo estricto control y supervisión por parte del FMI, donde el Ejecutivo nacional, a cambio, se comprometía a través de la firma de una carta de intención a la aplicación inmediata de un “Programa de Ajuste Macroeconómico”: el cual significó en la práctica un incuantificable costo  social y político.
Expresiones como  “dónde están los reales” o “recibo una Venezuela hipotecada” estigmatizan el acontecer venezolano que ha girado en torno al “rentismo” petrolero. Sobre esta realidad se inicia una “nueva era” gubernamental en el año 1999. Este periodo de crecimiento y bonanza no sustentable se ha apoyado en los ingentes recursos monetarios provenientes de la venta de petróleo: hasta el 2015 se estima una cifra aproximada de más de 900.000 millones USD, lo que equivale a 27.000 USD por venezolano. Lamentablemente, la tesis del desarrollo endógeno no se cristalizó, la cultura del ahorro institucional nunca se consolidó y las previsiones para los tiempos de crisis se subestimaron: caída estrepitosa de los precios del “oro negro” y “mutación” de los desequilibrios macroeconómicos.
(a) De los casi 3.000 millones de dólares USA (MM$) que ingresaban al Banco Central de Venezuela (BCV) en el año 1973, para el año siguiente la cifra se triplicó, al ubicarse en 9.300 MM$, hasta  alcanzar en el año 1982 los US$ 79.315 millones. Bajo estas condiciones, el signo monetario venezolano, el bolívar, en un corto periodo de tiempo pasó a estar respaldado por mayor cantidad de dólares, e incluso se estableció  una relación de Bs. 4.3 por cada divisa estadounidense: fortalecimiento ficticio debido a que no estaba soportado por una producción diversificada, productiva y sustentable.
Además, esta época de “bonanza petrolera” de la “Venezuela Saudita”, o del “¡ta barato!, ¡dame dos!”,  proyecta con fuerza la “crisis de la deuda externa”, al endeudarse el país de forma  irresponsable (con complicidad de la banca internacional) por un valor que superó los US$ 25 mil millones (se sumaban al pote de los “petrodólares” para gastar y gastar a “mano rota”). No está de más recordar los miles y miles de venezolanos que se  desplazaban a Miami-USA y Cúcuta-Colombia, para aprovechar las ofertas de bienes y servicios, gracias al “bolívar fuerte”, que propiciaba en la práctica el contrabando de extracción o “bachaqueo”: con las repercusiones desfavorables del caso.
Pedro Morales, docente universitario
pmoral@unet.edu.ve  @tipsaldia

ANÁLISIS PREVIO DE VIABILIDAD Y FACTIBILIDAD: Propuesta de SIRCA-Apartamentos


De manera respetuosa  y en términos estrictamente profesionales, se presentan algunas consideraciones preliminares en referencia a la propuesta de la Empresa Rental SIRCA para la compra de apartamentos en el edificio Lisbey, de acuerdo a la resolución del Consejo Universitario, Sesión Nº 037/2016 Extraordinaria del 19/07/2016, donde se designa al Presidente de la APUNET como miembro  de la Comisión que tendrá como misión “realizar los estudios y análisis correspondientes a objeto de presentar una propuesta a consideración ante el Consejo Universitario”.

ANALISIS PREVIO DE VIABILIDAD Y FACTIBILIDAD

Parte I: “HIPER-ESTANFLACION”

En el caso particular, actualmente se utiliza una palabra compuesta quizás compleja, que sirve para expresar la grave “Crisis Multidimensional”, “Crisis Humanitaria” o “Emergencias Políticas Complejas” que estamos padeciendo todos los venezolanos, y que se  mantendrá en el tiempo si no se resuelven los graves problemas estructurales que aquejan a la sociedad venezolana. El termino al cual nos remitimos hace mención a la “HIPER-ESTANFLACION”: altos y continuados niveles de inflación (tres dígitos o más),  desempleo o empleo improductivo, estancamiento (depresión permanente o involución productiva), caída abrupta de la producción nacional (para este año se estima una caída mayor  del 8% en el Producto Interno Bruto). Y cuando  la situación es impredecible, con altos niveles de incertidumbre  e inestabilidad, o las expectativas son negativas, lo que la Ciencia Económica, la  Gerencia Estratégica y la Gobernanza Inteligente recomiendan se sintetiza en:

           I.          “No vender activos-Inmuebles”, ya que el hacerlo representa en esencia una “Descapitalización Patrimonial” de carácter invalorable. “Hay cosas en la vida que no tienen precio”.

                             II.             Desde el punto de vista de la “INSEGURIDAD JURIDICA” que reina en nuestro país, cualquier decisión de carácter económica-financiera obliga a ser muy prudentes, principalmente cuando están  involucrados bienes patrimoniales de carácter colectivo, como es el caso de las Universidades.


Parte II: CONTEXTO ECONÒMICO

Sobrados ejemplos existen en la historia, y suficientes evidencias se tienen en la actualidad, de que aquel país donde sus instituciones no cumplen con su misión esencial, o su sistema de valores están invertidos, será proclive a la conflictividad (contradictoria, incoherente e irracional), la cual desbordará en las consecuentes Emergencias Políticas Complejas (EPC), “Crisis Humana” o “Crisis Humanitaria”, las cuales pueden prolongarse en el tiempo, y conllevarán sin exageración a una situación de catástrofe e impacto destructivo sobre todas las dimensiones de la sociedad.

Las EPC involucran un componente económico, que para el caso venezolano se plasma en el siguiente cuadro sintomático (no exhaustivo):

1.      La información estadística oficial acerca del comportamiento de las variables macroeconómicas no se presentan de manera veraz y oportuna. Considérese por el ejemplo el caso del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), donde la metodología aplicada subvalora el gasto en alimentos por parte de los venezolanos (menos del 40%), tergiversando de esta forma el verdadero nivel de la tasa de inflación, que para el caso venezolano superara con creces el  800% para el 2016;
2.      No obstante la subestimación del nivel general de precios, la Unidad Tributaria (UT) esta desajustada en relación a la inflación, tal cual lo establece el marco normativo vigente. Para el 2016 la UT tendría que ubicarse realmente en  aproximadamente Bs.1.218,22 y nunca los Bs. 177,00 como está establecido oficial y nominalmente en la actualidad;
3.      La manifiesta tendencia regresiva remunerativa de todos los trabajadores venezolanos: el salario mínimo está por debajo del salario mínimo vital (artículo 91 de la Carta Magna) o una familia con cinco integrantes necesita más de 300.000 bolívares mensuales para vivir dignamente o no caer en el estado crítico de pobreza;
4.      La devaluación recurrente: Simadi inició el 12-02-2015 con el tipo de 170,0390 bolívares por dólar, y hoy en día la tasa es de 641,07 bolívares (aumento de 277,01%). Sin embargo, solamente considerando (ceteris paribus) la caída estrepitosa de las reservas internacionales (dado el derrumbe en los precios del petróleo), el aumento continuado de la liquidez monetaria y la situación de “economía de puertos” que persiste en el país, la relación o tipo de cambio real (entre el bolívar y el dólar), recurrentemente seguirá devaluándose en contra de la moneda nacional;
5.      El debilitamiento continuado del signo monetario nacional: un "bolívar débil" ante una carencia de dólares y una inflación indetenible. Ante esta situación, la opción urgente que se está asumiendo, para resguardarse de la anulación de las funciones del bolívar ( reserva de valor, unidad de cuenta y medio de pago) y para protegerse de la pérdida del poder adquisitivo y de la descapitalización patrimonial, es utilizar el crédito bancario (dada la tasa de inflación negativa), comprar (o nunca vender) bienes inmuebles o  duraderos (tal como un apartamento), adquirir divisas “fuertes”, etc.,
6.      El abandono de la infraestructura económica, social y política (capacidad productiva, aparato agrícola e industrial, vías de comunicación, plataforma hospitalaria, base educativa, etc.);
7.      La destrucción del aparato productivo nacional: la escasez y desabastecimiento de absolutamente todo. Incluso en el mismo “mercado negro”: si el producto se logra encontrar debe pagarse 80 o 100 veces su precio; 
8.      La consecuente “hiper”- “estanflación” (altos y continuados niveles de inflación, desempleo, estancamiento) dentro de una espiral decadente e involutiva. “Lo que hoy tiene un precio, en el día de mañana supera altamente su precio y su valor” (de manera infinita);
9.      La indefinida declaratoria del Estado de Excepción o “Emergencia Económica”, la cual no garantiza el “Derecho a la Propiedad” o la “Libertad Económica”, que en la práctica representa una “Inseguridad Jurídica” que coarta la inversión privada;
10.  Finalmente, para el caso de la economía nacional universitaria, de acuerdo a estimaciones previas, el gasto de funcionamiento (GF) debe incrementarse en al menos tres veces, el cual, respetando los justos incrementos salariales (S) de sus trabajadores, pueda ubicarse en una relación económica de equilibrio de 60% (GF) a 40% (S). Asimismo, partiendo de una política “inadecuada” e inconstitucional por parte del gobierno nacional, la pérdida de valor de los presupuestos universitarios y la descapitalización agravada de la infraestructura universitaria, a causa de la devaluación recurrente  e hiper- estanflación, que han atentado contra la adecuada ejecución de los “Planes de Desarrollo Integral” de las universidades, se requiere que se le restituya o invierta más de 3 mil millones de dólares.

CONCLUSIÒN:

A este nivel previo de análisis de viabilidad y factibilidad, cualquier oferta que se presente para la compra de bienes que constituyen patrimonio invalorable de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), la recomendación al honorable Consejo Universitario de la UNET, es que descarte de manera definitiva la propuesta de la Empresa Rental SIRCA para la compra de apartamentos en el edificio Lisbey,



Economista Pedro Morales
Presidente de APUNET




Propuesta de SIRCA para la compra de seis apartamentos del Edificio Lisbey

Logo UNET

Estimado Profesor Pedro Morales,

Nos permitimos molestar su atención en función de dar respuesta a la comunicación suscrita por usted a través de la herramienta de correo masivo cuyo asunto es: “Consideraciones. Caso: Propuesta de SIRCA-Apartamentos Lisbey” en la cual detalla su posición de la propuesta planteada ante el Rector por nuestra empresa Rental.

En principio celebramos la oportunidad que usted nos ha dado de establecer un diálogo sincero con las diferentes instancias de la Universidad a la cual pertenecemos. Le recordamos apreciado Profesor, que SIRCA es producto de la creación visionaria de un grupo de intelectuales que en otrora fueron el cuerpo dirigencial de nuestra Universidad. Mediante un documento público asentado en el Registro Mercantil Primero del Estado Táchira en fecha Dos de Julio de Mil Novecientos Ochenta Uno (02/07/1981) nuestra Universidad constituyó la compañía cuya denominación es SERVICIOS, INVERSIONES y RENTAS COMPAÑÍA ANONIMA (SIRCA). El Capital suscrito y pagado para la época (Hace 35 años) era de Dos Mil (2000) acciones con un valor nominal de Mil Bolívares (Bs. 1000,00) cada una , DE LAS CUALES MIL NOVECIENTAS NOVENTA Y NUEVE ACCIONES (1999) PERTENECEN A LA UNET Y UNA (1) PERTENECIA A LA CAJA DE AHORRO DE LOS EMPLEADOS, QUE DESPUES DE LA DIVISION DE DICHA CAJA ENTRE LA CAJA DE AHORRO DE EMPLEADOS Y PROFESORES QUEDO CADA UNA CON UN VALOR DE 0.5 ACCIONES NOMINATIVAS.

Con esto debemos aclararle apreciado profesor que la UNET, NUESTRA UNIVERSIDAD ES DUEÑA DE SIRCA con un capital compuesto en acciones que corresponde al 99,95% del total suscrito y pagado. LA EMPRESA SIRCA ES UNA INSTITUCION DEL ESTADO VENEZOLANO CON LAS MISMAS OBLIGACIONES Y DEBERES TIPIFICADAS EN LAS LEYES PARA INSTITUCIONES PÚBLICAS.

EL FONDO DE NUESTRA PROPUESTA:

SIRCA ha venido utilizando algunos espacios de la Universidad (así como algunas otras organizaciones que no pertenecen a la UNET) ubicados en el Edificio Lisbey desde hace 35 años exactamente. Esta gestión consideró pertinente retribuirle a la UNET a través de un mecanismo de Ganar- Ganar de una cantidad de recursos (en una primera etapa) para que la propia Universidad los destine en la adquisición de otros activos, Por ejemplo, adecuación del edificio de Aulas denominado “A”, el techado de la caminería que comunica al edificio “B” con el “C”, o equipamiento para laboratorios de la Universidad. El mecanismo es de Ganar-Ganar estimado profesor, porque SIRCA tiene la necesidad de mejorar su balance general el cual se encuentra deprimido porque está compuesto esencialmente por semovientes y algunos activos como vehículos que contablemente mantienen una depreciación constante. La oferta de adquisición de los apartamentos son esencialmente para cumplir esos objetivos: EL USO QUE PRETENDEMOS DARLE A ESOS APARTAMENTOS VA A SEGUIR SIENDO EL MISMO, NUESTROS ESTATUTOS ESTABLECEN CLARAMENTE QUE CUALQUIER ENAJENACIÓN DE BIEN INMUEBLE DE LA EMPRESA DEBE SER APROBADO POR EL CONSEJO UNIVERSITARIO DE LA UNET DEL CUAL USTED APRECIADO PROFESOR ES HONORABLE MIEMBRO, POR LO QUE EL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD EN NINGÚN MOMENTO PODRÁ VERSE AFECTADO.

Apreciado Profesor, entendemos la situación económica por la que está atravesando nuestro país, la Universidad A LA CUAL PERTENECEMOS NO ESCAPA DE ESTA SITUACIÓN. Los Montos ofertados para la adquisición de dichos apartamentos obedecen exclusivamente a la legislación venezolana que establece ciertos límites para transacciones de este tipo y no obedecen en esencia a los precios que se manejan en el mercado inmobiliario, es deber de SIRCA y de la UNET cumplir y hacer cumplir las leyes de la República.

Es importante también señalar que SIRCA por ser una empresa Rental Pública no puede ser sujeta de embargos de ningún tipo. Por lo que esta transacción es perfectamente viable y nos va a permitir trabajar con un estado de resultados patrimonial óptimo para poder hacer a la empresa más competitiva y abordar con intensidad compromisos externos y accesorios a los que actualmente presta.

En archivo adjunto hacemos llegar a la Universidad el documento contentivo de nuestra propuesta. Es grato poder establecer estos lazos de comunicación con nuestra Universidad y SIRCA está para serle útil y servirle.

Saludos Cordiales,

Feijoo Colomine D Presidente de SIRCA.

Jesus Marcel Mora A. Director Secretario Ejecutivo.


A continuación, lo que hasta este momento ha presentado la empresa Sirca como propuesta:







San Cristóbal, 14/06/2016


Ciudadano,
Prof. Raul Casanova Ostos
Rector
Universidad Nacional Experimental del Táchir (UNET).
Estimado Rector,



Nos dirigimos a usted respetuosamente en la oportunidad de informarle que vistos los informes financieros de nuestra empresa y analizadas las actas Nro. 267 del Consejo de Administración de la empresa de fecha 15 de Julio de 2015 y la Nro. 051 de la asamblea gen eral extraordinaria de accionistas de fecha 09 de Octubre de 2015 donde queda plasmada “ la preocupación de los Consejeros y Accionistas por la pérdida patrimonial de la empresa” , hemos decidido en nuestra gestión de promover como objetivo principal el lograr revertir la tendencia de esta pérdida patrimonial y establecer en el corto plazo las bases para hacer a la empresa más competitiva para abordar con intensidad compromisos externos y accesorios a los que actualmente presta.

En este sentido hemos estado haciendo esfuerzos para crear un fondo para la adquisición de activos que sean capaces de remunerar el patrimonio y apuntalar nuestro balance que actualmente se encuentra deprimido porque está compuesto esencialmente por semovientes y algunos activos como vehículos que contablemente mantienen una depreciación constante. El componente inicial para la creación de dicho fondo se ha materializado producto de nuestra gestión en el manejo del activo semoviente e inicialmente comprende una base de quince millones de Bolívares Fuertes.

También hemos pensado en apuntalar la relación con nuestra Universidad quien es poseedora del 99,95% del capital suscrito de la empresa Rental SIRCA. Para este objetivo hemos pensado en proponer al ilustre Consejo Universitario por intermedio de su valiosa gestión la posibilidad de comprar en una primera etapa algunos apartamentos ubicados en el edificio Lisbey que nuestra empresa viene utilizando desde hace aproximadamente 35 años. Esta propuesta en ningún caso pretende que la UNET registre una pérdida patrimonial,ya que como explicamos anteriormente, la UNET es el principal y mayoritario accionista de SIRCA por lo que solo se trata de hacer un formalismo en el registro de la propiedad.

Los apartamentos que forman parte de esta primera oferta los describimos a continuación:





Identificación Apartamento

Descripción de Uso





Ofe rta

2 -1











Sede Administrativa

2.000.000,00



2 -2











Sede Administrativa

2.000.000,00



2 -3











Sede Administrativa

2.000.000,00



2 -4











Sede Administrativa

2.000.000,00



9 -1











Auditorio SIRCA

3.500.000,00



9 -2











Auditorio SIRCA

3.500.000,00




















Total

15.000.000,00





El uso que pretendemos darle va a seguir siendo el mismo, nuestros estatutos establecen claramente que cualquier enajenación d e bien inmueble de la empresa debe ser aprobado por el Consejo Universitario por lo que el patrimonio de la Universidad en ningún momento podrá verse afectado.

Pensamos además abordar una adecuación del espacio destinado al auditorio SIRCA, para desarrollar una inversión para la creación del “Centro de Desarrollo Empresarial  Dr. Rad Rached”.

Es importante también seña lar que SIRCA por ser una empresa Rental Publica no puede ser sujeta de embargos de ningún tipo. Por lo que esta transacción es perfectamente viable y nos va a permitir trabajar con un estado de resultados patrimonial optimo.

Nuestro deseo finalmente es establecer con la Universidad que usted dignamente dirige de las mejores relaciones de Ganar-Ganar por ello, creemos que el relanzamiento de nuestra empresa va a permitir generar espacios que redunden en la necesaria sinergia de nuestra relación.


Sin más a que hacer referencia


Se despiden,


Prof. Feijoo Colomine D.
Prof. Jesús Marcel Mora A
Presidente SIRCA
Director Secre tario Ejecutivo