miércoles, 26 de agosto de 2015

Premisas constitucionales que sustentan el aumento salarial


La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), establece el sustento de las “premisas” de toda solicitud de aumento salarial. Como muestra de ello tómese en cuenta parte de su articulado: 1) La supraconstitucionalidad de los tratados y acuerdos sobre “Derechos Humanos”, donde se acoge de forma implícita por ejemplo, el “Desarrollo al Desarrollo” (art. 23); 2) La irrenunciabilidad y  progresividad de los derechos y beneficio  laborales (cónsonos con la institución del “derecho adquirido”): cualquier acción, acuerdo o convenio queda sin efecto si contraviene o menoscaba  estos derechos (artículos 87, 89 y 91); 3) El  principio de la irretroactividad de las leyes, a menos que sea para beneficiar a la persona (art. 24)  ;  4) El derecho a la información veraz y oportuna (artículos 28 y 58), y en particular a lo que refiere al “costo de la canasta básica” (art. 91).
En lo que respecta a la remuneración del factor trabajo, es fundamental disponer de información transparente y actualizada  del “Índice Nacional de Precios al Consumidor” (INPC).Éste es un indicador que mide, para un periodo determinado, los cambios ocurridos en el  “costo de la canasta básica”, o el gasto realizado por los venezolanos en consumir un conjunto de bienes y servicios de carácter esencial  para la manutención digna de sus hogares. Por ejemplo, en diciembre de 2.007, según “registros oficiales”, el INPC  inició  con un valor base o de comparación igual a  100, para luego ubicarse en diciembre de 2.014 en 839,6. Es decir, que el precio de los productos consumidos por la población de Venezuela tuvo un factor de crecimiento (FC)  o incremento de 8,4 veces. Además, si este estadístico ha continuado con su tendencia, es probable que para agosto de este año su nivel este alcanzando los 1.269,1 (equivalente  a 12,7 veces su FC con respecto al año base del 2.007).
Una deducción inmediata del anterior planteamiento se encuentra en el ámbito laboral, en particular a lo que refiere al salario mínimo, que es definido como aquella remuneración que le permita al trabajador y a su familia tener una “vida digna y decorosa”. De tal forma, que teniendo los sueldos mínimos por decreto presidencial para diferentes años, de Bs. 614, 79  (2.007), Bs. 4.889,11 (dic. 2.014) y Bs. 7.421,67 (Ago. 2.015), los mismos pueden ser expresados, a través del método de deflactar  (sin el efecto de la inflación), en Bs. 614,79,  en Bs. 582,04 y Bs.  584,4 respectivamente (obsérvese que se dividió cada sueldo mínimo por su correspondiente  FC). En esta situación, los tres salarios están representados  en términos del mismo año (2.007), donde se capta que la remuneración mínima del 2.014 y 2.015 resultan menor o desventajosa en comparación a lo que se devengaba en el 2.007.
Téngase también en cuenta,  que tanto el patrón privado como el  público, están en la obligación de pagar la diferencia que se pueda suscitar entre lo decretado nominalmente y lo que realmente corresponde por el salario mínimo (homologado o indexado), y en las  incidencias sobre los  “beneficios, prestaciones e indemnizaciones” laborales: considerados todos ellos dentro de la categoría de “Derechos Adquiridos” (véase artículo 100 y 130 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras: LOTTT). Sobre este escenario, las “Normas de Homologación” (NH), más vigentes que nunca, representan un patrimonio laboral,  no solo de los universitarios sino igualmente extensible a  todos los trabajadores de Venezuela, dado los principios constitucionales como la progresividad, equidad e igualdad.
Todos los elementos considerados anteriormente, más otras argumentaciones de  hecho y derecho que se pueden documentar y argumentar, sustentan de manera inequívoca un salario digno tal cual establecido en la CRBV. Así que sin atenuantes o prácticas dilatorias,  en referencia al comportamiento del INPC, los respectivos intereses moratorios pautados en el artículo 130 de la LOTTT, y a lo establecido en los artículos 13 y 19 de las NH, se tendría un piso aproximado para las remuneraciones homologadas en el 2.015: 1) Sueldo mínimo: Bs. 27.792,9; 2) Docentes dedicación exclusiva: Bs. 64.174,4 (instructor); Bs. 76.461,6 (asistente); Bs. 90.990,3 (agregado); Bs. 110.099,7 (asociado); Bs. 133.346,8 (titular).
Pedro Morales. Docente Universitario. 
pmoral@unet.edu,ve  @tipsaldia 

miércoles, 19 de agosto de 2015

UNET: igualdad de condiciones no es sinónimo de voto paritario



http://www.el-nacional.com/pedro_morales/UNET-igualdad-condiciones-sinonimo-paritario_0_685731606.html

http://www.lanacionweb.com/columnas/opinion/unet-igualdad-de-condiciones-no-es-sinonimo-de-voto-paritario/

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en sentencia N° 266 del 17-02-2.006 señaló: “el principio de igualdad implica un trato igual para quienes se encuentren en situación de igualdad -igualdad como equiparación-, y un trato desigual para quienes se encuentren en situación de desigualdad -igualdad como diferenciación- (véase  sentencia N° 898/2002, del 13 de mayo).  En este último supuesto, el establecimiento de las diferencias debe ser llevado a cabo con base en motivos objetivos, razonables y congruentes”. En consecuencia, esta decisión con “carácter vinculante” (que debe ser obedecida por todos los tribunales, incluidas las demás salas del máximo juzgado) define sin ambigüedad, un lineamiento normativo muy claro y preciso en relación al numeral 3 del artículo 34  de la Ley Orgánica de Educación (LOE): en particular la “igualdad de condiciones” no necesariamente es sinónimo de  “voto paritario” o “uno a uno”.

Adicionalmente, la LOE en su artículo 32 establece, que la dinámica del subsistema de la educación universitaria estará regulada por una ley que “determinará la adscripción, la categorización de sus componentes, la conformación y operatividad de sus organismos y la garantía de participación de todos y todas sus integrantes”. Es decir, que ningún Consejo Universitario  está facultado para aprobar algún instrumento normativo que se encuentre en la categoría de ley, dado que la única institución, que por mandato constitucional se le es conferido esa  competencia, es el Poder Público Nacional, en su arista legislativa, ejercida a través de la Asamblea Nacional (Ver artículo 136, 137, 156 numeral 32 y 187 numeral 1 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: CRBV). Por tanto, es requerida ante todo, la promulgación de la “Ley del Subsistema de Educación Universitaria” que considere los parámetros de “condiciones de igualdad” con diferenciación.

Sobre este mismo tenor, conviene recordar la medida cautelar emitida por la Sala Constitucional del TSJ, al suspender  la orden impartida por la respectiva Sala Electoral del TSJ, de modificar y elaborar un nuevo reglamento en la Universidad del Zulia (LUZ), de acuerdo a  sentencia N°749 de fecha 16 de junio del año 2.014. En consecuencia, la formulación, discusión y la respectiva aprobación del Reglamento Electoral de la Unet  que rigió el proceso para elegir autoridades y decanos en el año 2.012,  desconsideró o desconoció involuntariamente un conjunto de preceptos normativos establecidos constitucionalmente, e incluso en la misma LOE. Agravándose la situación,  cuando la Sala Electoral del TSJ en su sentencia N° 60 del 14 de Mayo de 2.014 ordena una nueva totalización, adjudicación y proclamación en relación a las elecciones celebradas en el  2.012.

Esta decisión del TSJ, y en particular el  mandato de anular el artículo 30 del Reglamento Electoral, bajo la argumentación que no se garantizó la “igualdad de condiciones” establecida en el artículo 21 de la CRBV y el numeral 3 del artículo 34 de la LOE,  genera para la Unet un conjunto de contradicciones y  paradojas, que en definitiva atentan en  contra del “ rol esencial del espíritu universitario” de “contribuir con la construcción de una sociedad de paz, apego a la constitucionalidad y sentido democrático”; y del “desarrollo armónico e integral de las actividades docentes, investigación y extensión de la universidad venezolana para el cumplimiento de la misión que la sociedad le ha encomendado”. (Gaceta Oficial No. 40.430 del 09-01-2.014).

Por último, es necesaria la autocrítica sincera, asumir la responsabilidad que amerita la situación, y proceder a la obligatoria rectificación que exige la institucionalidad universitaria. Así mismo, en plena concordancia con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en lo que respecta a los artículos 333, 334, 335 y 336,  es prioritario llevar a cabo de forma unida y concertada, un conjunto de acciones y diligencias ante las diferentes instancias del Poder Público Nacional con competencia en este caso.

Pedro Morales. Docente Universitario. 
pmoral@unet.edu.ve  @tipsaldia

Documento relacionado: 
Paradojas:  

miércoles, 12 de agosto de 2015

Avocamiento para superar paradojas en la Unet

http://www.el-nacional.com/pedro_morales/Avocamiento-superar-paradojas-Unet_0_680932142.html
http://www.lanacionweb.com/columnas/opinion/avocamiento-para-superar-paradojas-en-la-unet/


         De la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) en sus artículos 5 y 65; y en lo que respecta a la  Ley Orgánica de los Procesos Electorales (LOPRE) en lo referente a sus  artículos 2 y 3 se extrae  que el voto ó sufragio se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. Además en todo proceso electoral se debe garantizar el  principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional. Para ilustrar lo anterior, tómese el caso del proceso electoral de las Elecciones Parlamentarias en Venezuela del año 2.010, donde según el Consejo Nacional Electoral (CNE) se cumplieron a cabalidad estos principios: por ejemplo, en  la  circunscripción No.9   del Estado Zulia, sus 424.133 habitantes  lo representaba un diputado, mientras que la circunscripción No. 2 del Estado Barinas dos son los  diputados  encargados de representar a  306.428 habitantes, donde se utilizó una ponderación ó criterio de proporcionalidad que garantizó  el voto “uno a uno”.

El proceso electoral de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (Unet) realizado en el año 2.012 para elegir Autoridades y Decanos, e igualmente ratificadas , y avaladas   por el Ministro del Poder Popular para la Educación Superior el 21 de Febrero de 2.014 (de acuerdo a Gaceta Oficial No. 40.361), estuvo plenamente enmarcado dentro del  articulado del Reglamento Electoral de la Unet que estableció las condiciones y reglas de participación que garantizaron la respectiva confianza legítima y seguridad jurídica de  todos los sujetos y pasivos electorales que intervinieron en dicho proceso electoral. Teniendo en el caso particular de los candidatos a los diferentes cargos 28 profesores universitarios con las requisitos de elegibilidad cumplidos a cabalidad; y en el caso del  universo electoral 29.457 electores desagregados en 12.819   electores estudiantes, 14.756 egresados, 843 empleados administrativos, 887 profesores y 152 obreros.

Dentro del contenido del mandato de la honorable Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)  establecido en la Sentencia No. 60 del 14 de Mayo de 2.014 se toman como referentes de consideraciones las siguientes: ANULA el artículo 30 del Reglamento Electoral de la UNET por infringir el contenido del numeral 3 del artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación y el artículo 21 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. ORDENA a la Comisión Electoral Universitaria de la Unet realizar una nueva totalización, adjudicación y proclamación de candidatos.

Consideración I: la sentencia No. 60 de la Sala Electoral del TSJ  anula el artículo 30 del Reglamento Electoral de la Unet está compuesto de dos elementos dependientes e íntimamente correlacionados: coexisten de manera inseparable. Es decir, que no solamente se anula las ponderaciones de equivalencia sino que igualmente se anula el sujeto activo electoral: personal académico; sector estudiantil;  personal administrativo;  personal obrero; y egresados. Entonces,  si se anula el  sujeto activo electoral reseñado en el artículo 30 del Reglamento Electoral de la Unet, también en consecuencia se  anula  por lo menos el  articulo 29 y el 31 del mismo instrumento normativo de las elecciones, razón por la cual el controversial reglamento queda sin efecto al no tener los elementos y sujetos activos electorales que permitan cumplir con el mandato de una nueva totalización.

Consideración II: el  02-06-2.014  el  Consejo Universitario (CU) de la Unet interpuso un recurso de avocamiento ante la solemne Sala Constitucional del TSJ. Se espera su  pronunciamiento y sentencia firme, para evitar paradojas adicionales:  i) Estando el rector C de la nueva totalización, podría suceder que la Sala Constitucional del TSJ decidiera que es  R el legítimo rector, o que todo se anula y F continua siendo el rector; ii) Si el rector C es docente jubilado, antes tiene que ser personal activo para poder tener cargo de autoridad; igualmente  es el CU la máxima autoridad quien lo activa,  pero cuál CU tiene esa facultad,  el de antes  o el de ahora?; iii) Con respecto al decanato de postgrado, M es el actual decano y  E es el proclamado,  pero E renunció a su cargo de profesor  y es el decano entrante …..

Pedro Morales. Docente Universitario. 
pmoral@unet.edu.ve  @tipsaldia


miércoles, 5 de agosto de 2015

Fallece estudiante UNET en peregrinación a La Grita

est
La Universidad Nacional Experimental del Táchira lamenta profundamente el sensible fallecimiento del bachiller Ricardo Contreras Meza, estudiante de la carrera de Ingeniería Electrónica y coordinador de la Pastoral Universitaria de la UNET.
En horas de la noche del día martes partió de la UNET la peregrinación rumbo a la festividad del Santo Cristo de La Grita; Ricardo Contreras perdió la vida durante esta caminata por complicaciones de salud.
Ricardo era un joven muy colaborador especialmente con los niños y  formaba parte de un grupo llamado Testigos de la Misericordia.  Tuvo el privilegio de ir a Barsil al encuentro del Papá Benedicto XVI con los jóvenes del mundo; se estaba preparando para ingresar al seminario de Palmira, queria ser sacerdote. Su vida fue muy dinámica, sana y alegre.
“Dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida, quién cree en mí, aunque haya muerto vivirá; y todo aquél que vive y cree en mí no morirá para siempre” Juan 11: 25 y 26 

Sala Electoral del TSJ: Numero : 167 N° Expediente : 2012-000042 Fecha: 05/08/2015


MAGISTRADO PONENTE: JUAN JOSÉ NÚÑEZ CALDERÓN
EXP. Nº AA70-E-2012-000042
                                                             
Mediante escrito de fecha 17 de marzo de 2015, la abogada Betty Jaimes Becerra, inscrita en el Inpreabogado bajo el Nro. 31.068, actuando con el carácter de apoderada judicial de los ciudadanosCARLOS DELFÍN ROSALES LÓPEZTAYLOR LEONARDO BARROETA HERRERADINHORA JOSEFINA ROA PULIDOEDDY LUZ ZAMBRANO RAMÍREZ y ÁLVARO SANMARTÍN MOLINA, titulares de las cédulas de identidad Nros. 9.181.922, 5.656.843, 3.997.590, 4.212.874 y 12.813.720, respectivamente, solicitó “…la cabal, correcta, completa y justa ejecución de la sentencia N° 60, dictada por esta Sala Electoral en fecha 14 de mayo de 2014…”, mediante la que se declaró parcialmente con lugar el recurso interpuesto por los referidos ciudadanos contra el “…CONSEJO UNIVERSITARIO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DEL TÁCHIRA (UNET), a los fines de que se declare la Nulidad absoluta del Artículo 30 Numeral 3° del Reglamento Electoral para las elecciones de Autoridades período 2012-2016 y Decanos período 2012-2016 (sic), aprobado por el Consejo Universitario (…) en Sesión extraordinario (sic) N° 003/2012 de fecha 07 de febrero de 2012 (…) cuyas elecciones fueron Convocadas para el día cuatro (04) de julio de 2.012 por la Comisión Electoral…” (destacados del original).
  
Por auto del 8 de julio de 2015 se designó ponente al Magistrado JUAN JOSÉ NÚÑEZ CALDERÓN  a fin de dictar la decisión correspondiente.

Efectuado el estudio de las actas que conforman el expediente, esta Sala pasa a decidir, conforme a las siguientes consideraciones:

I
DE LA SENTENCIA EMANADA DE LA SALA ELECTORAL

Mediante decisión Nro. 60 del 14 de mayo de 2014, esta Sala Electoral declaró parcialmente con lugar el recurso interpuesto en los siguientes términos:

Ello así, teniendo como fundamento las premisas desarrolladas en el presente fallo, es evidente que el artículo 30 del Reglamento Electoral de la UNET no garantiza que la elección de sus autoridades se materialice bajo “condiciones de igualdad” entre los diversos sectores que conforman la comunidad universitaria, en los términos consagrados por el legislador, pues la previsión de una valoración diferenciada para los votos emitidos por el personal docente, estudiantes, egresados, personal administrativo y obrero de la referida institución universitaria vulnera el contenido del numeral 3 del artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación y el artículo 21 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, razón por la cual resulta forzoso para esta Sala Electoral declarar la nulidad de la mencionada disposición reglamentaria. Así declara.

(…) 

Ello así, considera la Sala que es evidente que la aplicación del artículo 30 del Reglamento Electoral de la UNET incidió en la totalización de votos efectuada por la Comisión Electoral Universitaria con ocasión del referido proceso electoral, pues con base en dicha normativa fue calculada la ponderación atribuida a cada voto en función de la condición del sujeto de quien emanó.

(…) 
Por tal motivo, en aras de garantizar el derecho al sufragio y a la participación en condiciones de igualdad de quienes ejercieron su derecho al voto en la consumada contienda electoral, resulta forzoso declarar la nulidad de las actas de totalización levantadas con ocasión de la elección de Autoridades (Rector, Vicerrectores y Secretario), período 2012-2016 y Decanos, período 2012-2015, emanadas del mencionado órgano electoral, por vulnerar el contenido del numeral 3 del artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación. Así se declara.

En consecuencia, con base en lo expuesto, considerando que el artículo 85 del Reglamento Electoral de la UNET prevé un proceso electoral con doble vuelta, esta Sala Electoral declara la nulidad de las actas electorales que se detallan a continuación:

1.- Acta de totalización correspondiente a la elección de Autoridades (Rector, Vicerrectores y Secretario), período 2012-2016, emitida en fecha 4 de julio de 2012 (primera vuelta).

2.- Acta de totalización correspondiente a la elección de Decanos, período 2012-2015, emitida igualmente el 4 de julio de 2012 (primera vuelta).

3.- Acta de totalización correspondiente a la elección de Autoridades (Rector, Vicerrectores y Secretario), período 2012-2016, emitida en fecha 7 de agosto de 2012 (segunda vuelta).

4.- Acta de totalización correspondiente a la elección de Decanos, período 2012-2015, también emitida el 7 de agosto de 2012 (segunda vuelta).

(…) 

Por tanto, una vez anuladas las actas de totalización antes mencionadas, la Sala Electoral en resguardo de la voluntad manifestada por el electorado al momento se ejercer su derecho al sufragio activo en dicha contienda electoral los días 4 de julio (primera vuelta) y 7 de agosto de 2012 (segunda vuelta), ordena a la Comisión Electoral Universitaria -vigente para el momento en que se efectuó el proceso electoral del año 2012- ejecutar las siguientes actuaciones:

1.- En primer lugar, deberá efectuar una nueva totalización de los resultados arrojados por las votaciones efectuadas el día 4 de julio de 2012 (primera vuelta), tanto para la elección de Autoridades (Rector, Vicerrectores y Secretario), período 2012-2016, como para la elección de Decanos, período 2012-2015, atribuyendo el mismo valor a todos los votos válidos, independientemente de la condición que ostente dentro de la comunidad universitaria quien los haya emitido.

2.- Efectuada la totalización, deberá proceder a la inmediata proclamación de los candidatos que hayan obtenido, por lo menos, la mitad más uno de los votos para cada cargo en disputa.

3.- Para la realización de la nueva totalización y proclamación de ganadores, la Comisión Electoral Universitaria contará con un total de cinco (5) días hábiles, contados desde el momento de su efectiva notificación del presente fallo.

4.- En caso de que ninguno de los aspirantes a un cargo en particular haya obtenido por lo menos la mitad más uno de los votos válidos, deberá tenerse en cuenta lo siguiente:

4.1.- Verificar si con ocasión del proceso comicial efectuado el 4 de julio de 2012 y en virtud de la totalización de votos realizada en aquella oportunidad, fue necesaria una segunda vuelta para elegir a quien desempeñaría el cargo en particular.

4.2.- De haberse efectuado la segunda vuelta en aquella oportunidad, con la participación de los mismos dos (2) candidatos que determine el nuevo cálculo efectuado respecto a los resultados de la primera vuelta, deberá realizarse una nueva totalización de los resultados obtenidos el 7 de agosto de 2012 (segunda vuelta), atribuyendo el mismo valor a todos los votos válidos, independientemente de la condición que ostente en la comunidad universitaria quien los haya emitido, procediendo a la inmediata proclamación de quien obtenga la mayoría de votos.

4.3.- De no haberse efectuado una segunda vuelta en aquella oportunidad o si, aun habiéndose llevado a cabo, en la misma participaron dos (2) candidatos distintos a los que arroje la nueva totalización de los resultados obtenidos el 4 de julio de 2012 (primera vuelta), deberá efectuarse la convocatoria a la segunda vuelta dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la fecha en que sea publicada el acta de totalización correspondiente a los resultados de la primera vuelta.

4.3.1.- Efectuados la votación y escrutinios correspondientes a la segunda vuelta, deberá procederse a la totalización, atribuyendo el mismo valor a todos los votos válidos, independientemente de la condición que ostente dentro de la comunidad universitaria quien los haya emitido.

4.3.2.- Realizada la totalización, deberá procederse a la inmediata proclamación de los candidatos que hayan obtenido la mayoría de votos, tal como lo prevé el artículo 35 del Reglamento Electoral de la UNET.

4.3.3- Para la realización de las fases que requiere la segunda vuelta se dispondrá de treinta (30) días continuos, contados desde el momento de su convocatoria.

4.3.4.- Hasta tanto se materialice la elección en segunda vuelta, deberán permanecer en los cargos en disputa las autoridades electas en el año 2012 y que fueron designadas por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, en cuyo ejercicio únicamente podrán realizar actos de mera administración. 

Finalmente, expuesto lo anterior, observa la Sala Electoral inserto a los folios 427 y siguientes del expediente judicial un ejemplar de la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nro. 40.361, del 21 de febrero de 2014, consignada el 1° de abril de 2014 por la representación judicial de la parte recurrida, en la cual se publicó la Resolución Nro. 0035, de fecha 20 de febrero de 2014, suscrita por el Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, actuando de conformidad con lo previsto en los artículos 77 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública, 13 y 25 del Reglamento General de la UNET, mediante la cual resuelve “[d]esignar las autoridades de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, quienes ejercerán las funciones que determina el Reglamento General de dicha Institución…” (corchetes de la Sala).

Se observa que dicha designación recae sobre quienes resultaron electos en los procesos comiciales efectuados los días 4 de julio y 7 de agosto de 2012, tal como se observa -igualmente por notoriedad judicial- del contenido de las copias certificadas de las actas de proclamación insertas en los folios 585 al 593 del expediente AA70-E-2012-000078, llevado ante este órgano jurisdiccional.

En tal sentido, debe señalarse que los artículos 13 y 25 del Reglamento General de la UNET, aprobado según Decreto Nro. 3101 de fecha 12 de agosto de 1993, prevén lo siguiente:

(…) 

Del contenido de dichas normas se desprende que, una vez efectuada la elección del Rector, Vicerrectores, Secretario y Decanos de la UNET, mediante el proceso comicial respectivo, corresponde al “Ministerio de Educación” (actualmente al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria), efectuar la designación de los candidatos electos, a fin de que estos procedan a ejercer sus respectivas funciones.
Ello así, visto que mediante el presente fallo se han anulado las actas de totalización levantadas por la Comisión Electoral Universitaria en fechas 4 de julio y 7 de agosto de 2012, por haberse efectuado dicha totalización con base en una norma reglamentaria cuya nulidad ha sido declarada por la Sala, ello trae como consecuencia que tanto la proclamación de candidatos realizada en aquella oportunidad como la designación emanada del Ministerio respectivo queden sin efecto, pues se trata de actos originados como consecuencia de un acto nulo. Por tanto, una vez efectuada por la Comisión Electoral Universitaria la nueva totalización, adjudicación y proclamación de ganadores, ordenada por la Sala en la presente decisión, corresponderá al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria pronunciarse nuevamente sobre la designación de quienes resulten electos, en cumplimiento de lo previsto en los artículos 13 y 25 del Reglamento General de la UNET. Así se declara.

II
DE LA SOLICITUD DE EJECUCIÓN FORZOSA
           
            La representación judicial de la parte recurrente invoca el contenido del artículo 524 del Código de Procedimiento Civil “…en atención de que, a pesar de que en fecha 17 de julio de 2014, la Comisión Electoral Universitaria de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), proclamó como candidatos electos en proceso electoral, a los ciudadanos: CARLOS ALBERTO CHACÓN LABRADOR como Rector, JOSÉ RAMIRO ALEXANDER CONTRERAS BUSTAMANTE como Vicerrector Académico, LUIS A. VERGARA como Secretario, MARTÍN AQUILES PAZ PELLICANI, como Vicerrector Administrativo, SILVERIO BONILLA SÁNCHEZ, como Decano de Docencia, LISETT JOSEFINA SANTOS SÁNCHEZ como Decana de Desarrollo Estudiantil, JOSÉ ANDRÉS MOLINA CHACÓN como Decano de Extensión, LUIS RAMÓN VILLANUEVA SALAS como Decano de Postgrado, aún no han sido designados como titulares por elección de esos cargos, por parte de la competente autoridad máxima del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria…” (destacado del original).

            A continuación transcribe parcialmente el contenido de la decisión Nro. 60 del 14 de mayo de 2014 dictada por esta Sala Electoral y sostiene que hasta “…la fecha de hoy, de los seis (6) dispositivos de la sentencia (…) se han materializado…” cinco (5), por cuanto “…el numeral 6 de la dispositiva de la sentencia N° 60, se cumplió de conformidad con lo dispuesto y ordenado, pero sólo hasta el momento en que la Comisión Electoral Universitaria de la UNET terminó de cumplir la orden de la sentencia, cuando culminó la nueva totalización, adjudicación y proclamación de candidatos y lo notificó formalmente a esta Sala Electoral y al Consejo Universitario de la UNET.” (destacado del original).

            Agrega que “…desde el momento en que se proclamaron oficialmente los candidatos electos, en acto ocurrido el DIECISIETE (17) DE JULIO DE 2014, ha debido designarse en los cargo (sic)rectorales a esos candidatos electos, pero es el caso, que aún permanecen en los cargos quien (sic) fueron designados por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, por acto que esta Sala Electoral declaró Nulo en la sentencia N° 60 dictada en este recurso.” (destacado del original).

            Considera que la situación planteada vulnera “…la Democracia Universitaria y la Autonomía Universitaria consagrada en la Constitución y en la Ley Orgánica de Educación, en burla que afecta la voluntad electoral de toda la comunidad de la UNET y configura una usurpación del poder público en una institución nombre educativa de orden moral.”

            Asimismo, señala que “…en el transcurso de los siete meses transcurridos desde la proclamación de los candidatos electos, que las autoridades ‘transitorias’ que sólo pueden ejecutar actos de mera administración, por disposición cautelar de la Sala en la sentencia, han manejado la Universidad de la manera más amplia, inclusive contrayendo obligaciones, que son actos de disposición, por lo que llama la atención que la transitoriedad ordenada en la Sentencia N° 60, se ha convertido en una simple formalidad…”.

            Refiere el contenido de los artículos 13 y 25 del Reglamento General de la UNET y reitera que “…hasta la presente fecha, 17 de marzo de 2015, el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, aún no ha designado mediante Resolución Ministerial, ni oficio, ni publicación como procede, en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela…” a los ciudadanos electos, “…para que puedan tomar posesión oficial como titulares de los cargos, con todos los efectos Legales, Administrativos y Académicos previstos en la Ley.” (destacado del original).

            Precisa que “…en fecha 18 de septiembre de 2014, se acordó la notificación al ciudadano Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (…), de la sentencia N° 60 dictada en fecha 14 de mayo de 2014 y de la sentencia N° 118 de fecha 23 de julio de 2014…”, siendo notificado el 26 de noviembre de 2014, por lo que le corresponde “…efectuar la designación de los candidatos electos para dar cumplimiento en toda su extensión a la sentencia N°. 60…”.

            Finalmente, con base en lo expuesto, solicita “…se decrete la Ejecución de la Sentencia N° 60 de fecha 14/05/2.015, según lo referido en la misma, al ciudadano Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, y se le ordene proceda a la designación de las autoridades electas de la UNET, y la respectiva gestión para publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, de esas designaciones.” (destacado del original).
           
           

III
ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

Corresponde a la Sala Electoral emitir pronunciamiento respecto a la solicitud de ejecución forzosa formulada por la abogada Betty Jaimes Becerra, inscrita en el actuando con el carácter de apoderada judicial de los ciudadanos Carlos Delfín Rosales López, Taylor Leonardo Barroeta Herrera, Dinhora Josefina Roa Pulido, Eddy Luz Zambrano Ramírez y Álvaro Sanmartín Molina, recurrentes en la causa de autos y, a tal efecto, observa lo siguiente:

 La representación judicial de la parte recurrente sostiene que la decisión Nro. 60 del 14 de mayo de 2014, mediante la cual esta Sala Electoral declaró parcialmente el recurso contencioso electoral interpuesto por los referidos ciudadanos habría sido ejecutada parcialmente, por cuanto aun cuando la Comisión Electoral procedió a efectuar nuevamente la totalización, adjudicación y proclamación de candidatos conforme a lo ordenado en la sentencia antes mencionada, el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología habría omitido efectuar la designación de los ciudadanos electos de la manera prevista en los artículos 13 y 25 del Reglamento General de la UNET.

Vista la situación planteada, esta Sala Electoral de conformidad con lo previsto en el artículo 607 del Código de Procedimiento Civil, aplicable supletoriamente al procedimiento contencioso electoral según el contenido del artículo 214 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, en concordancia con el artículo 98 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, ORDENA la notificación del Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología y del Procurador General de la República, de conformidad con lo previsto en el artículo 97 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, a fin de que contesten la solicitud de ejecución de sentencia planteada, dentro de los tres (3) días de despacho siguientes al vencimiento del lapso de treinta (30) días continuos a los que alude el artículo 97, antes referido. Así se decide.

IV

DECISIÓN



          En virtud de las consideraciones expuestas, esta Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela por autoridad de la ley,ORDENA notificar al Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología y al Procurador General de la República, a fin de que contesten la solicitud de ejecución de sentencia planteada dentro de los tres (3) días de despacho siguientes al vencimiento del lapso de treinta (30) días continuos a los que alude el artículo 97 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República.

Publíquese, regístrese, notifíquese y remítase oficio junto con copia certificada de la solicitud de ejecución forzosa y de la presente decisión al Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología y al Procurador General de la República.

         Dada, firmada y sellada en el Salón de Despacho de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los cinco (05) días del mes de agosto de dos mil quince (2015). Años 205° de la Independencia y 156° de la Federación.

La Presidenta,


INDIRA MAIRA ALFONZO IZAGUIRRE

El Vicepresidente,



     JUAN JOSÉ NÚÑEZ CALDERÓN
                            Ponente    


Los Magistrados,



FERNANDO RAMÓN VEGAS TORREALBA
                                                                      

     
     JHANNETT MARÍA MADRIZ SOTILLO


MALAQUÍAS GIL RODRÍGUEZ



La Secretaria Encargada,

  
INTIANA LÓPEZ PÉREZ

Exp. Nº AA70-E-2012-000042.
En cinco (05) de agosto del año dos mil quince (2015), siendo las once y cuarenta de la mañana (11: 40 a.m.), se publicó y registró la anterior sentencia bajo el N° 167.
La Secretaria (E)

“Referéndum Consultivo” o “Plebiscito” universitario


“De no aprobarse el aumento salarial en función de las tablas contenidas en el Proyecto de la Segunda Convención Colectiva Única del Sector Universitario (IICCU), durante el mes de julio de 2015, o de imponerse un ajuste salarial unilateral e insuficiente por una vía distinta a la discusión de la IICCU, ¿usted estaría de acuerdo con apoyar un paro general indefinido en la Universidad...?”.

No obstante la noble, justa y urgente causa que motiva la realización de este “Referéndum Consultivo” o “Plebiscito” universitario, es preciso considerar que su naturaleza jurídica no es de carácter vinculante o de obligatorio cumplimiento, ni tampoco su resultado electoral constituye necesariamente la expresión de la voluntad popular, dado que el poder de convocatoria para la participación o consulta está en el riesgo inminente de ser poco contundente como para generar un verdadero impacto en lo político. Además, la pregunta margina con alto grado de significación, los problemas neurálgicos o nucleares de la sociedad venezolana. En otras palabras, es vital un aumento general de sueldos y salarios en función de la “meritocracia productiva”, pero a la par exigirle al gobierno, un modelo de economía diversificada, que  aplique políticas  económicas coherentes y acertadas, que reactive el aparato productivo, se potencie la capacidad e infraestructura universitaria, etc.

La expectativa de sueldo para el personal obrero, administrativo y docente que se podría ubicar a partir del 01-09-2.015 en Bs. 35.438,87, Bs. 104.621,35 y Bs. 198.606 respectivamente, simplemente representaría una “mejora fugaz”,  en el sentido que cae dentro de la dimensión de la “ilusión monetaria” o “fetichismo del dinero”: una ingente cantidad de bolívares que no encontraría correspondencia en la cantidad de bienes existentes (debido a la escasez y desabastecimiento recurrente), y por tanto el dinero (el que se disponga, dada la desaparición que experimentan los billetes de alta denominación) no cumpliría con su función de permitir las transacciones, al existir restricción en las productos que se requieren. Todo ello dentro de un escenario de hiperinflación, que se ilustra de la siguiente forma: antes se iba al mercado con dinero  y se regresaba a la casa con diversidad de productos en bolsas; hoy en día se va hacer compras y se regresa sin dinero, y con poco mercado en las manos.

Realmente estamos viviendo una crisis muy  severa, que se genera y reproduce debido a los sistemas de precios diferenciados, y muy en particular al control del tipo de cambio oficial que desde hace tiempo dejó de ser 6,30 bolívar por dólar, para ubicarse en términos reales en aproximadamente 0,5 bolívar por dólar. Sin embargo, con la toda la gravedad que está situación “sindromatica” representa, la misma tiene desde la perspectiva técnica-económica una inmediata solución. ¿Cuál es?: exigirle institucionalmente al gobierno nacional, que inmediatamente aplique medidas que rompan con esta secuela de malformaciones contrarias al bienestar sostenido. Solamente rectificando y sincerando su política, el país comenzaría a normalizarse: al abandonar el modelo rentista de siempre;  se liberarían 45 mil millones de dólares; el tipo de cambio podría ubicarse entre los 50 y 90 bolívares por dólar;  y la  inflación no superaría el  40% en el primer año del ajuste.

Pero tan importante como lo anterior lo representan dos factores esenciales: I) No renunciar a la lucha para que las Normas de Homologación se sigan aplicando, bien en lo que respecta a la indexación del salario, que para enero de 2.015, de acuerdo a cálculos propios se ubica aproximadamente en los 150 mil bolívares (para un profesor titular a dedicación exclusiva), o en lo que respecta a la deuda por desaplicación de la misma desde el año 2.004, la cual sobrepasa los 10 millones de bolívares para cada docente universitario. II) De acuerdo a los postulados del “Triángulo de Sábato” (1.968), se debe exigir que el gobierno promocione y  apoye  las alianzas estratégicas entre universidad y sector empresarial, e  invierta los recursos necesarios para potenciar su capacidad e infraestructura de producción: bienes y servicios, talento profesional y “stock” tecnológico, etc.

Pedro Morales. Docente Universitario. 
pmoral@unet.edu.ve   @tipsaldia


jueves, 30 de julio de 2015

Un llamado a la unidad hizo el nuevo presidente de la FCU-UNET

entrega de fcu 1

En el Auditorio A se llevó  a cabo el acto de proclamación de los  miembros de los centros de estudiantes y   la Federación de Centros Universitarios de la UNET la  cual estará presidida  por el estudiante Daniel Cárdenas.
La actividad se inició con las palabras del vicerrector académico,  doctor José Alexander Contreras, quien felicitó a los ganadores de esta contienda electoral  que confirma el interés y espíritu democrático de la UNET, de igual manera felicitó a la Comisión Electoral por el trabajo realizado.

En sus palabras, destacó que la universidad se encuentra fracturada en todos sus sectores, el llamado es para que lleven la bandera de la UNET y se deje  a un lado los intereses personales porque ahora representan a una masa que confió en los ganadores y que espera no la defraude. “El llamado es a trabajar en equipo para llevar  por buen rumbo a la institución que tanto necesita del compromiso de cada uno de sus miembros para sacarla hacia adelante”.
entrega de fcu 9
Seguidamente, se hizo la lectura del Acta de Proclamación que se entregó  a cada uno de los representantes estudiantiles electos que integrarán el Comité Ejecutivo de la FCU-UNET y los respectivos Centros de Estudiante. A medida que los nombraron fueron subiendo los elegidos en las carreras de CTS, Electromedicina, Licenciatura en Música, TSU en Entrenamiento Deportivo, Ingeniería  Ambiental, Arquitectura, Producción Animal,  Agronomía, Informática, Electrónica, Agroindustrial, Mecánica, Industrial, Civil, núcleo Tuquerena y finalmente FCU-UNET.

Luego de la juramentación de los representantes estudiantiles, el presidente del Centro de Estudiantes saliente Wilmer Zabaleta, se dirigió a los presentes y agradeció a Dios por la oportunidad que le dio de vivir esta experiencia, a su  familia, al equipo que los acompañó y a los compañeros del cogobierno estudiantil.
Hizo un recuento de los logros y metas alcanzadas para beneficio del sector estudiantil gracias al apoyo de diferentes dependencias, autoridades y decanos;  “me siento complacido por el trabajo realizado”.
entrega de fcu 2Para finalizar, intervino el presidente de la FCU-UNET, Daniel Cárdenas, quien  también agradeció a la Comisión Electoral por su arduo y difícil trabajo, y a los compañeros que lo acompañaron.
Señaló que la UNET, con su tradición de respeto y prestigio histórico, ha sido construida y sigue construyéndose gracias a sus dignos estudiantes, egresados, personal docente, administrativo y obrero; en la actualidad cuenta con más de 20 mil personas en su conjunto  que consideran esta institución como su hogar, lugar esencial de sus vidas, donde el respeto de su autonomía universitaria, el cumplimiento de sus deberes, la exigencia de sus derechos, la pluralidad, la libertad de expresión, de pensamiento y de acción han sido por siempre los valores emblemáticos para los unetenses.
Destacó el espíritu institucional, proactivo y visionario del sector estudiantil que ahora representa; en este sentido, se refirió a dos eventos históricos muy significativos que hacen confirmar que la UNET es buena universidad.
Primero,  como acto único en la historia de un sistema universitario, facultado por su condición de experimental, declaró un estado de emergencia y para ello inició un proceso institucional académico, partiendo de la suspensión de actividades docentes por un tiempo prudencial para emprender la tarea de parte de la comunidad universitaria en general, de levantar la información pertinente que permita formular proyectos académicos viables y factibles a fin de ser considerados y cuantificados en el presupuesto universitario y por lo tanto, demandar la asignación de los respectivos recursos a las instancias competentes del gobierno nacional y regional.
Y en segundo lugar, un hecho histórico como es la constitución  institucional de la Federación de Centros Universitarios,  “estamos obligados en lo moral y ético a dimensionar con certeza el extraordinario espíritu democrático, de solidaridad de tolerancia de respeto mutuo mostrado por todos los pares del sector estudiantil que tuvimos como genuinos rivales circunstanciales en este proceso electoral”.
entrega de fcu 5
A su juicio,  se logró  el fortalecimiento de la UNET en toda su integridad, e invitó a seguir conformando un movimiento estudiantil caracterizado por la unidad, la organización y el estudio dentro del marco de lo institucional, el ambiente de paz y el civismo pero con el carácter y energía que ha sido nuestro perfil  para estar a la altura de las exigencias del país y lo que reclama la UNET.
 “Bajo la consigna uno para todos y todos para uno, nos debemos mantener unidos en la misión de consolidar la visión compartida a favor del ser humano, de la institucionalidad universitaria, la salvaguarda de su excelencia y consolidar los valores emblemáticos de la UNET”.  
/Dulce Camargo S. /Fotos Manuel García